Columnas

11843368213_6c58b49694_b
30 octubre, 2014

De los monstruos, nuestros miedos y la TV

Por

Sigo sumida en un mundo de series. Primero fue Breaking Bad, antes The Walking Dead y ahora, The Killing. En un mundo de asesinatos, de profesores de química que venden metanfetamina y de muertos vivientes, últimamente, me he sentido un poco irritable. Tal vez asustada. Y por suerte que no estoy viendo ninguna serie con aliens porque creo que, ahí sí que estaría realmente afectada.

El primer síntoma fue el desvelo. No poder dormir durante varias noches pensando en cómo podía terminar la temporada. Me quedaba pensando en los capítulos. ¿Cómo las personas se podían transformar en monstruos? Y aunque sólo The Walking Dead tiene real zombies, creo que lo menos terrorífico en este caso, son los muertos.

De a poco me di cuenta de que tenía miedo. Miedo al mal. A lo malo y perverso que hay en el mundo que nos muestran las series, tan real y parecido al mundo que vivimos.

Breaking-Bad-Heisenberg

Y aunque no sea un profesor/dealer.

Ni un detective que busca cadáveres de niñas en las lagunas.

Ni un zombie.

La costumbre del mal. De la oscuridad. De la violencia, finalmente se convierte en lo común. Una pierna cortada más, una pierna cortada menos, ya no hace la diferencia. Estas series han tenido éxito mundial, y millones de espectadores porque, aparte de construir guiones y personajes terriblemente humanos; sangrientamente humanos; en los tres casos, la violencia es el motor de búsqueda. Es el modo de sobrevivir. Y creo, también, es un signo claro de los tiempos y los terrores del conjunto.

Porque al estilo de La Carretera de McCarthy, el terror tiene que ver con cuán monstruosos podemos llegar a ser cuando nos enfrentamos a una situación extrema -o no tanto- como se da en The Walking Dead.

Por otra parte en The Killing, los policías pueden llegar a ser los peores asesinos y, aunque eso no sea nada nuevo, me pregunto una y otra vez: ¿por qué? ¿Por qué matar niñas? ¿Por qué abandonarlas en un lago? ¿Cómo se puede ser policía y un asesino en serie y un padre de familia, 24/7?

En el caso de  Breaking Bad, la pregunta sería: ¿para qué? Ese más y más de Walter White, que nos lleva siempre al absurdo de la ambición y la imposible satisfacción del deseo.

En fin, sobre monstruos hay mucho escrito y, aunque estamos en el mes de terror -sobre todo en los canales de televisión- sigo pensando que la monstruosidad es una parte real y activa de las personas.

zeldaHyruleWarriors_featuredImage
29 octubre, 2014

Desearía cambiar mi consola “Next Gen” por un maldito Wii U

Por

No me considero un jugador hardcore, pero si suelo jugar muchos, muchos videojuegos y de todo tipo, cerca de 40 horas a la semana. Hay ocasiones en las que me obsesiono con algunos títulos y otras en las que adquiero juegos solo para jugar cuando amigos me visitan y es en ese contexto, en el que corrí a adquirir mi consola next gen cuando Xbox One llegó a Chile.

No quiero detenerme a discutir en mi decisión de haber preferido un Xbox por sobre PS4, pero básicamente las propiedades intelectuales de Microsoft siempre me han gustado mucho más que las de Play Station, so pena de pena de no poder jugar online con mis amigos, que casi en su totalidad son fanáticos de la consola de Sony. Preferí Xbox además porque tenía la esperanza que los más de 40 títulos actuales de 360 que tengo, algún día pueda jugarlos mediante máquina virtual o algo similar pues durante la generación anterior, acumulé miles de logros en juegos como Gears of Wars 1, 2 y 3; Mass Effect 1, 2, 3; Call of Duty Modern Warfare (De hecho mi consola era la edición limitada que lanzaron junto con el juego), Resident Evil 5 y 6 (Ambos juegos pésimos), y más. Estos son solo algunos de los títulos que en este momento recuerdo. Mi Xbox 360 no se apagaba en ningún momento mientras estuviese en casa.

El asunto es que allí tengo mi Xbox One, casi muerta esperando a que salga algún título de “próxima generación” que la convierta en un objeto útil, pues hasta ahora, todo lo que se ha lanzado, es basura, basura de la peor, y lo peor es que es tanto en Xbox como en Play Station 4.

destiny

Vayamos por parte.

Por ejemplo un juego que impulsó las ventas de ambas consolas, es Destiny, que claramente es el juego más overrated que haya visto hasta ahora. Por culpa de él consideré que ahora valía la pena comprarme una consola, pero no es más que un producto inventado por la prensa, en la que te enfrentas a un mundo gigante, pero desolado, y repitiendo una y otra vez las mismas acciones para conseguir mejor equipamiento.

¿Seriously?

Bungie se gastó casi 500 millones de dólares en producir un juego en línea que es una belleza visual, pero donde te aburres a las 5 horas de juego cuando te das cuenta que la dinámica del juego es siempre, siempre lo mismo. En modo historia es llegar a un planeta, buscar un punto de control, activar tu espectro, proteger, seguir y así sucesivamente. Su modo en línea no es más respetable pues son los mismos mundos de la historia, pero con la desventaja de que los enemigos son más fuertes y te ves obligado a tener o conseguir amigos buenos con los que construir una estrategia…estrategia que solo es necesaria porque los enemigos son más duros.

Fail.

Cuando miras el resto del catálogo de juegos, que por lo demás están disponibles tanto en PS4 como Xbox One, veremos Call of Duty Ghosts, un juego que ya nada tiene que aportar al género; Watch Dogs, un GTA con Smarphone; Deadrising 3, un Deadrising 2 con mejoras gráficas; Shadow of Mordor, que es el Batman Arkham Asylum basado en El Señor de los Anillos; Forza 5, un juego que básicamente es el simulador intelectual del zorrón amante de los autos; ni siquiera se salva el gran juego de terror que quería adquirir este año, que es The Evil Within, el regreso del creador de Resident Evil pero que con este título nos dejó clarísimo que mejor es que se jubile y nos deje de hacer perder el tiempo con mecánicas obvias y repetidas.

Títulos de los que puedo hablar sobran y más que centrarme en “el título específico de la consola de la mierda” quiero poner un rato los ojos en Nintendo, que si bien hasta hace un poco más de un año atrás, estaba absolutamente errática, el tiempo les ha dado la razón, pues han demostrado que a pesar de lo viejos que están, su gracia es solamente una: títulos que cautivan.

A ver. Resulta que efectivamente los desarrolladores de juegos ya se rindieron haciendo títulos para Wii U, y de frentón ya le dieron la espalda a la consola. Quizás porque se han vendido pocas consolas, quizás porque no es tan potente, quizás porque no les interesa desarrollar “más” para el mando estilo tablet. Nunca lo sabremos, pero lo que realmente vale la pena en el Wii U, son sus títulos propios, que por fin están viendo la luz.

  • Super Mario Bros U/ Luigi Super U: Entretenidísimo y un poco estresante para mi pues no soy muy bueno en juegos de plataformas pero es un título que quiero.
  • Pikmin 3: Sobrecogedor. Cada vez que lo veo pasan cosas excitantes.
  • Game & Warrio: El juego perfecto para echar la talla con los amigos tomando cerveza. El panorama es un poco rosa, pero igual apaña.
  • Donkey Kong Country: El upgrade 3D a un clásico de nuestra infancia.
  • Mario Kart 8: CONCHATUMADRE, lo quiero y me compraría más controles sólo para apañar juegos grupales con amigos.
  • Zelda Hyrule Warriors: Es el juego que estábamos esperando desde el lanzamiento de Nintendo Game Cube y que Nintendo nunca lanzó. A ratos se siente como un Ocarina of time 2.0
  • Bayonetta 2: Uno de los hack n’ slash más entretenidos de todos los tiempos, secuela de la mejor competencia hasta ahora de Devil May Cry.

En este caso hablo solo de títulos que he probado y visto, pues juegos me faltan como el Super Mario 3D World, MetroidSuper Smash Bros o incluso la próxima versión de Pokémon, pero con esto ya tengo material suficiente para decir que verdaderamente quiero cambiar mi consola sea como sea, pues en Next Gen Nintendo es la única compañía con títulos que son para mucho más que pasar el rato, son más bien juegos que como los de antaño, te tocan la fibra, pues para seguir viendo más de lo mismo, en serio, mejor prender la tele y remojar un rato el cerebro.

the_killing_wallpaper
14 octubre, 2014

The Killing está “matándome”

Por

Ayer, y después de una maratón de Breaking Bad (cuando digo maratón, digo: tomarme un día entero para terminar la última temporada) me quedé huérfana de serie.

Soy una persona ansiosa. Tanto así que no veo series en las que no esté la temporada entera disponible. Justo ahí, cuando iba a tomarme un descanso de tanto matonaje televisivo encontré The Killing.

Y un asesinato. Una niña buena, que parece que no era tan buena. Y una mujer detective llamada Sarah van armando esta trama que en un día logró romper mi record de capítulos vistos (6).

Creo, y es solo una intuición, que en The Killing hay algunos guiños a Twin Peaks, pero aún me falta mucho por ver.

2438864fa3f7f2ebc402e082ebf2e8b6

Ahora, me interesa pensar en la figura de Sarah, porque existe una intención clara en representar a esta mujer, como mujer: a punto de casarse, con un hijo que casi no ve, ad portas de mudarse con su novio para empezar una nueva vida en California. Y, al igual que al espectador, el caso de Rosie (la niña buena/mala) la atrapa. Y pone en cuestión el quehacer de esta mujer y la imposibilidad de poder cumplir todos los roles que se ha autoasignado.

Así Sarah se divide entre el detective que hay en ella y que no puede parar (algo parecido a lo que le debe pasar a los escritores) y la mujer que no logra tomarse el avión que cambiará su vida y que la alejará de su trabajo. Y de los bosques y de la sangre y de las niñas que son brutalmente asesinadas y de la política que parece y no parece coludida y no sigo porque cuento la serie…

¿Qué pasará? Creo que las diretrices son claras y que esta actriz, a quien no se le mueve ni un pelo porque debe ser dura; más dura que todos los que la rodean, nos dará varias sorpresas en el camino. Sospecho que algo pasará con su compañero, también, que habrá crisis con ese futuro que ella se había trazado al principio de la temporada. Pero como en toda serie de detectives -demasiado buena- nadie es el asesino y todos los son. Nada es lo que parece y las pistas siempre son partidas falsas.

OSASuBX1SGu4kb3ozvne_IMG_1088
7 octubre, 2014

¿Hasta cuándo esa mentira de que la publicidad DEBE ser aspiracional?

Por

Una de esas situaciones que más me sacaban “risitas” entre líneas en mi época de “trabajo de agencia”, era cuando los clientes al momento de hablar de su público objetivo, siempre, siempre, siempre, te decían que era un ABC1, así seas el dueño de un exclusivo gimnasio del sector oriente, o el brand manager de una cerveza picante con sabor a agua.

– Oye pedro pero cómo que tu cerveza es ABC1, si es el ícono de la chela en la cuneta.
– Nopos perro, pasa que Chile es súper aspiracional, entonces si los ABC1 toman mi cerveza, todo el mundo lo hará.

(Puta que fail… pensaba yo. “Seguro que al loco que se compra tu chela pa ir al estadio a dejar la patá, le importa mucho lo que pasa con la fiesta hipster de Zapallar.)

En fin, este ejemplo (real, pero con nombres borrados) aunque grafica una situación puntual, es un patrón que se da en gran parte de los departamentos de marketing, porque básicamente creen que todo Chile funciona así y piensa como las personas detrás del departamento de marketing; creen que todo el mundo conoce sus colegios, que todo el mundo quiere ser como la gente que es súper típica, y que a la señora juanita, que saca todos los regalos de navidad en 12 cuotas y queda hasta el pico, se siente súper, súper identificada con Gisele Bündchen y lo hace porque quiere ser como ella.

BULLSHIT.

A pesar de que estamos en un país de mucho arribismo, la mayor parte de ese arribismo lo vemos en los segmentos más altos, porque a la gallada poco o nada le interesa lo que “hacen los cuicos”. Más bien si se trata de identificación, siguen a gente más cercana y con raíces y orígenes parecidos. Si nos paramos en el paseo ahumada, los cabros no están vestidos como el modelo del afiche…ni cerca siquiera, más bien está llenos de referencias a Alexis, Gary Medel o Vidal. Con las minas pasa lo mismo, y no lo extrapolo solo a segmentos más bajos: en serio, la gran masa potencial de clientes de tu marca, simplemente no le interesa cuál es el lifestyle ni lo que hacen los abc1.

Eso explica el boom que han tenido marcas más populares como Hites, Dijon, Bata o Fashion’s Park, que a pesar de todo lo flaite que pueda encontrarlo un cuico genérico, se trata de retails que efectivamente tienen influencia sobre cómo y qué se pone la gente en un país como este.

Zapallar, una playa tan influyente, que según "la publicidad" todo Chile tiene sus ojos puestos sobre lo que allí pasa.

Zapallar, una playa tan influyente, que según “la publicidad” todo Chile tiene sus ojos puestos sobre lo que allí pasa.

De hecho el evidente y claro esto de que en Chile a nadie le importa lo que hace un ABC1, es que si así fuese, las marcas históricamente más consumidas por el segmento alto, serían de deseo popular incluso aunque se paguen en cuotas.

¿A qué se debe todo este artículo? Pues bien, al estudio que acaba de publicar Paula, que arrojó resultados que cualquier persona con dos dedos de frente y un poco de sentido común, sabe, o al menos visualizaba, porque insisto, la publicidad, sobre todo en Chile, se ha vuelto irrelevante para la gente y mientras no seamos auto críticos esto seguirá empeorando.


Ver todas las columnas

Historias destacadas

10157327_671410806248023_352434111543655930_n

El estilo de Maldito Juanito es una buena combinación entre pop art y arte callejero, usando el recurso del papelógrafo y en algunos casos hermosas gigantografías que te hacen sentir en el Día de los Muertos.

Cada papelógrafo es único, algunos llevan mensajes, otros son simplemente esqueletos irrumpiendo la ciudad con vibrantes colores , y obviamente con el conocido estilo pop art. Sería pulento si aquí en vez de invadirnos puras moscas feas, papelografos de conciertos que tenerminan uno encima del otro y murales de candidatos, nos llenaran de obras como estas, así Santiago sería un escenario de diversidad y entretención visual .

1661644_671947449527692_7947835483205812015_n

1964858_699471663441937_7806983659518917054_n

10157327_671410806248023_352434111543655930_n

10171642_683951098327327_6001227614504562092_n

10357262_678841705504933_8525511377317150344_n

10373729_687049198017517_5536152884161208367_n

10418208_705465989509171_3207243408219291821_n

10616254_726244224098014_8103200320525487328_n

Maldito-Juanito-3-990x500

tumblr_m40ldvAmj31qb3yano1_500

tumblr_na9cc7zACm1qb3yano1_1280

tumblr_ndcg81VXuN1qb3yano1_1280

tumblr_ndswwmVkYz1qb3yano1_1280

 

lllll

fdddg

heeuehe

Portada_OtraEra_JavieraMena1
IMG_2986 1
marlon-teixeira-terry-richardson-12
russian-tattoo
Marta-Bevacqua-Photography-25
o-EBOLA-NEWS-COVERAGE-facebook
10723971_1557994851103011_781487063_n
Yosemite-2
2
dead
Ver más artículos

Encuéntranos en

Newsletter

Recibe cada domingo una selección con los artículos más leídos

Trending

Scene Report