Quantcast
Acerca - Pousta

Noticias

runaway-girls-711x400
22 agosto, 2014

VHS, Chicas y Drogas: El nuevo video de Uncle Acid

Por
21 agosto, 2014

Gatorade no es para poseros

Por

El video más reciente de The Weeknd es un regreso a sus raíces más “sensuales”

Por
20 agosto, 2014

Ariana Grande pide a Weeknd que le de duro en su nuevo single

Por

Vogue Jams en M Bar este jueves 21

Por
Ver más noticias

Columnas

Cannes-Lions-1
21 agosto, 2014

Los premios han convertido a la publicidad en una industria insignificante

Por

Dejar un legado, un registro de nuestro nombre en la historia, seguido de la adoración y respeto de nuestros pares es un objetivo en la cabeza de muchos, e incluso admito haberlo buscado en algún (ahora lejano) momento. De hecho, tan mal no está; la vanidad es uno de nuestros defectos favoritos.

A tal punto llega nuestra persecución de premios, que detrás de ellos se construye toda una maquinaria que va desde esfuerzos creativos sobrehumanos hasta la construcción de un verdadero “house of cards” para el PR.

Todo este ir y venir de gente, proyectos e intriga, sería fantástico e interesante, si nos llevasen a algo realmente útil, pero resulta que todo lo que “funciona” o mejor dicho “gana” obedece a proceso tan mecanizados1, que los premios, sobre todo los publicitarios, se han vuelto inútiles.

volvo

Obviando el hecho de que todos los procesos de inscripción son caros, del nivel que una agencia pequeña o mediana difícilmente podría entrar en competencia, el primer problema que hay, es que los premios hoy en día son desde dinosaurios, para dinosaurios. La gente que evalúa, es decir, desde donde nace el premio, es en un 90% de las ocasiones gente con criterios dudosos. Básicamente es como una analogía con los jurados de “mi nombre es” o “talento chileno”; gente muy 90, muy obsoleta, muy hasta un poquito rasca.

Otro problema, es que las ideas innovadoras muchas veces quedan fuera, porque no obedecen ni se adecuan a los estándares o procesos mecanizados que exige tal o cual premio, entonces ocurre que las agencias crearan internamente equipos alpha o beta dedicados a la producción de truchos que si obedezca a esa estructura. Al final todo se trata de tomar la fórmula que siempre funciona, replicarla y ganarse el trofeo.

Ahora, imaginando el caso hipotético de que participes del trucho que armó tu agencia para ganar uno o tantos premios, la situación que continúa es irreal. Por un momento tienes tus cinco minutos de fama, y participas de fiestas y conversaciones tú a tú con gente de alto nivel e influencia. Durante Cannes por ejemplo hay agencias y marcas que compiten por quien tiene la fiesta más genial, con mejores minas, y a la que asistan los creativos más premiados. Tú podrías ser una de esas –en ese contexto– celebridades, pero lo cierto es que después del jolgorio, whisky on the rocks y MDMA, tú vuelves a tu agencia y el cheque a fin de mes no habrá proporcionalmente a cómo subió todos sus fees esta “galardonada agencia”.

Por último, es que debido al círculo vicioso que genera la búsqueda de premios, la publicidad irremediablemente terminó haciéndose insignificante.

Las premiaciones que en algún momento buscaron rescatar y destacar material inspirador, terminó ensuciando el ecosistema completo, haciendo que salvo en ocasiones muy específicas, la misión que tiene la publicidad hoy en día, nos parezca desactualizada, irrelevante pero por sobre todo superficial, incluso más que la industria de la moda.

A quién diablos le interesa un afiche en la calle, ¿quién toma en cuenta los comerciales de TV? ¿Es realmente cool intervenir un sitio con un banner gigantesco hoy en día?. ¡Mierda! Este tipo se ganó un premio por hacer el comercial más visto (y publicitado) en la historia de Youtube, haciendo que en realidad la vida de 12 millones de persona haya sido un poco más miserable por tener que esperar 12 segundos antes de apretar SKIP y ver el fabuloso video de ese gato tomando leche.

Y cuando hablo de “más superficial que la industria de la moda”, es porque al menos si felicitas a tu hermana por lo bien que luce ese vestido con encajes, ella podrá sentirse un poco mejor consigo misma, y de hecho así será. La moda es hoy en día relevante para gente que no se dedica a la industria, pero lamentablemente no podemos decir lo mismo de la publicidad :(

Mientras nos sigamos obsesionando con el galardón, el sobajeo de espalda, y las luces temporales, ese vortex en el que entró en el último tiempo esta industria, la llevará a ser la profesión más decadente de los próximos 10 años, y en serio, eso es preocupante considerando cuanto falta por aportarle a un mundo en crisis literalmente absoluta, aunque suene exagerado y la publicidad dentro de él, todavía no asume ningún rol significativo.

(El negocio detrás de, por ejemplo Cannes, es tan importante, que quería yo publicar unos videos de las campañas 2014, pero debo pagar para acceder a su archivo. Fuck them)

  1. De hecho incluso detrás de un fondart no hay mayor ciencia, salvo “saber entregar” lo que se solicita
b
13 agosto, 2014

El producto nacional vale callampa

Por

Se que acá en Pousta no hay mucha gente que vea teleseries, pero todos usamos redes sociales y revisando Twitter he visto actores y gente del rubro rogando a la gente que prefiera “el producto nacional”.

Esto porque la Sherezade y Onur le están literalmente volando la raja (o sea no literalmente, eso sería ilegal) a las dos teleseries nacionales nocturnas, No abras la puerta y Chipe libre.

La gente quiere ver las teleseries turcas por muchos motivos. Historias choras, nuevas, donde uno no tiene idea que va a pasar, con mucha pasión, víctimas realmente víctimas, gente que, cuando llora, es porque está realmente sufriendo. Y las mil y una noches los cumple todos.

En cambio, acá tenemos historias ultra rebuscadas, en TVN una mina se enamora de un instructor de Kung Fu que tendrá que pelear con el malo, ex de su mina, y Chipe libre con una historia que no se da, o sea, a todas las parejas que he preguntado, dicen que jamás se darían un rato para ir a tirarse otra gente.

470x260_14

Porque la historia de Chipe Libre está sacada de la “comedia” gringa Hall Pass, una de las peores películas de los hermanos Farrelly. Entonces si vamos a sacar una idea de una película, al menos busquemos una película que sea buena.

El humor en ambas teleseries es tan burdo que solo supera a los chistes de las películas de Sebadilla. Y esa es una vara bien baja, onda un poodle haciendo equitación, baja.

La gente elige el producto nacional cuando el producto nacional es mejor que el otro producto. Si no fuera así, se seguirían produciendo autos hechos en Chile. O todos tendríamos refrigeradores Fensa.

¿ Hace falta un remake de Sucupira?

¿ Hace falta un remake de Sucupira?

La cosa no funciona así. Uno no puede pedir a la gente engancharse por meses en una historia burda, mala y copiada. Paren de llorar, hagan algo choro, y por favor les ruego, nunca más usen al pelado Gniecco. O la futura Sherezade les va a seguir volando la raja (no literalmente, esos van a ser los ejecutivos de los canales).

Ver todas las columnas

Historias destacadas

dinopokemon

Jack Horner es un paleontólogo que tiene un pequeño aire a John Hammond. Eso sí, Horner últimamente se ha hecho bastante famoso por eliminar dinosaurios en vez de tratar de armar una isla con ellos.

Ya que después de muchos estudios (y cortar un montón de huesos) se dió cuenta que dinosaurios de “distintas razas” en verdad eran la misma raza pero en etapas de crecimiento distintos. BOM!. EL resultado es la reducción de varias famosas razas de dinosaurios. Una misma raza podia tener hasta 4 “estados de crecimiento” al igual que las evoluciones de los pokemones.

Acá esta la charla TED de Horner en donde explica en detalle las pruebas de su descubrimiento.

Pachycephalosaurus

book-sculpture
dentro-fuera-1280x848
IMG_8744
patrick_topping_1
Captura de pantalla 2014-08-20 a la(s) 16.32.08
la-isla-07
tattoo-finger-bigot
eyes
fresh-guacamole-pes-01
tumblr_inline_n9omwhF9Hb1sn4384
Ver más artículos

Encuéntranos en

Newsletter

Recibe cada domingo una selección con los artículos más leídos

Trending

Scene Report