El arte es extraño. Dalí rompió un huevo sobre un lienzo y lo llamó arte. En cambio Futura salpica pintura sobre unas Converse Chuck Taylor y una botella de Hennessy y ambos productos se venden por un montón de dólares.

Relacionado:  Pousta meets: Gonzalo Contreras