Hay muchas formas de consumir Marihuana, eso lo sabe todo el mundo. Podemos partir por el típico “pito”, pasar por los bong, luego brownies, mantequilla y un largo etcétera hasta la vaporización. El problema es que la “vaporización” es la técnica menos popular, a pesar de que estudios científicos avalan que es la mejor y más eficiente forma para consumirla.

Es por esta razón que armamos una pequeña infografía explicándote por qué la Vaporización es la mejor opción para consumir weed. Obvio que en gustos no hay nada escrito, pero es bueno saber con qué te estas metiendo en los pulmones.

1.

Cuando prendes un pito consumes mediante “combustión”, esto hace que el humo que generas tenga un 88% de partículas no cannabinoides (partículas que te vuelan). La mayoría de los cannabinoides son destruídos por el calor y en su lugar se crean partículas dañinas que pueden generar problemas a los pulmones o hasta cáncer pulmonar.

Cuando vaporizamos cannabis obtenemos un vapor con un 95% de cannabinoides y el 5% restante esta compuesto de aceites esenciales no-tóxicos idénticos a los que encuentras en plantas.

2.

Aguantar el humo en no incrementa el efecto de la marihuana, de hecho pones a tus pulmones en riesgo.

Estudios australianos indican que el 95% del THC es consumido por nuestros pulmones en los primeros 3 segundos al momento de inhalar.

3.

Un cigarillo de marihuana produce humo y –dependiendo de la calidad– un olor imposible de ocultar. Si a eso le sumamos que la tenencia y consumo de marihuana aún es penado en chile. El factor de discreción es un tema importante para cualquier fumador.

La gracia de los vaporizadores es que son discretos. Muchos pasan a simple vista por un cigarro electrónico, son pequeños y fáciles de guardar, sin considerar que el vapor que se origina es muy poco, al igual que el olor. Para qué decir que son perfectos para llevar el cine o al estadio.

$ $ $

La vaporización puede ser un 30% a un 40% más eficaz que fumar, por lo tanto no tienes que gastar más dinero para lograr un mejor efecto. La mayoría de los vaporizadores son perfectos para dosificar el porcentaje de hierba que vas a ocupar. A la larga te vuelas más por la misma cantidad que antes.