POUSTA is

Daily Singular Beyond Weekend Never Dies


La lujosa, endeudada y polémica vida de Rafael Arancibia, un socialité a la chilena

14753455_10154056477601172_2331367464651045910_o

Entre viajes alrededor del mundo, compras en el Distrito de Lujo de Santiago y eventos exclusivos es el ir y venir de Rafael Arancibia, el otrora creador de la emergente web de moda y estilo llamada Distrito56.


Distrito56 siempre nos llamó la atención por la calidad de sus artículos y la cantidad de gente de renombre que los firmaba. De hecho puedo admitir que me daba una una envidia sana ver que un medio estaba reuniendo y articulando las voces de tantos líderes de opinión en temas de moda. “Es el business of fashion chileno” decían constantemente personajes del medio.

A pesar de todo, algo que nunca dejé de preguntarme era cómo se financiaba un proyecto de tales características, pues trabajar con esos nombres no era gratis ni tampoco barato, ya que se trataba de gente dedicada en un 100% a la generación de contenido, algo que difiere mucho de la dinámica que tienes con personas que hacen contenido como hobby, o con aquellas que están creándose un nombre en el medio.

Todo ese desplante apoteósico de personajes, nombres, y proyectos como radio o TV era a su vez acompañado de la figura de su creador: Rafa, quien parecía representar fielmente este universo al que Distrito56 nos invitaba, un universo donde todos vestimos Marc Jacobs o regalas un Louis Vuitton para navidad.

Como el universo gira siempre a favor de la verdad, las mentiras no podrían durar para siempre.

Para muchas personas, emprender significa vivir parte de tu vida como nadie lo haría, porque luego quieres disfrutar como nadie lo ha hecho, pero tal como contaba Noah Cicero hace algunos días, el capitalismo crea un ranking psicológico en la mente de la gente, todo el mundo se odia a si mismo porque no son lo suficientemente ricos, o tienen el mejor trabajo, entonces la gente vive de apariencias.

Arancibia es un ejemplo de ello.

Por un lado, INVERSIONES DISTRITO CINCUENTA Y SEIS SPA registra deudas por 59.275.890 CLP, y más de 30 documentos protestados que van desde 15 mil pesos hasta los 34 millones. Cheques que forman parte de una –a palabras de su ex compañeros– bicicleta de engaños y promesas de pago que no se cumplen, mientras él mantiene, al menos en redes sociales, una vida llena de lujos y aparente glamour.

Dentro de este universo de intrigas financieras, hay hechos innegablemente aceptables: se puede entender que un emprendimiento sea desordenado en pagos, porque obvio, no todos entendemos de finanzas; se puede entender que haya morosidades con el SII, porque lo sabemos, el SII es un mar de burocracia; se puede entender que te endeudes brutalmente si tienes fe en tu proyecto y decides avanzar en lugar de estancarte. Lo que no puede entenderse, es cómo una persona que se hace llamar honorable, se victimiza o pide piedad en redes sociales con personas de las que se ha burlado constantemente firmando cheques sin fondos o engañándolos con los clásicos “esta noche te transfiero”.

El mayor pecado de Arancibia es adeudar millones de pesos a personas naturales y luego burlarse de ellas postergando indefinidamente pagos, mientras él sigue en su burbuja de selfies, celebridades y aparente lujo .

El día de ayer, Rafael reventó su propia burbuja a través de Facebook, con una actualización en la que –entre otras cosas– dijo “La empresa, de la cual soy parte murió y en vez de quebrar y hacerme el wn, decidí afrontar y tratar de seguir adelante”. Durante el desarrollo de este artículo, uno de sus acreedores más importantes, Sílvia Rubio, quien se desempeñó como editora general de su web Distrito 56, declaró que después de numerosos engaños, no pagos de cotizaciones, recepción de cheques sin fondos, e incumplimiento de contrato, todavía no recibe un plan de pago establecido, por lo que inició un proceso legal y que la única información que ha recibido de su empleador, es que la empresa está quebrada, y aunque Rafael lo afirma, dicha quiebra no ha sido declarada, ya que para que esta sea efectiva deben ser liquidadas todas las imposiciones pendientes con los trabajadores.

La situación entre Rafael y su ex editora general es particularmente insostenible pues con ella llegó a excusarse por el no pago de su sueldo e imposiciones con una historia aberrante en la que “él habría efectuado un depósito por buzón de voz“.

arancibia

Cristian Aninat, dueño de la marca de zapatos Mr&Ms y fotógrafo freelance, denunció el día de ayer que Arancibia también le debía dinero y que peor aún, llevaba engañándolo constantemente incluso mediante la falsificación de documentos: “La falsificación de documentos, cheques sin fondos, mentiras y robar, son prácticas irresponsables que no pueden seguir ocurriendo, sobre todo cuando hablamos de profesionalizar un medio en pleno auge”. A sus palabras se sumó más tarde un comentario de Lorena Álamo en el muro en Facebook de Rafael, en el que lo encaró:

“Rafa: Te dí mi campaña más importante del año, mi tesoro gráfico: Jack Sol, con la única intención de probar talentos emergentes o distintos, nos arriesgamos y tuvimos un buen resultado, gracias al fotógrafo Cristián Aninat ya que todos los detalles los produje personalmente. No sabes el desagrado y vergüenza, que como marca, estén hablando (aunque sea entre líneas) de un trabajo que no he pagado, cuando ambos sabemos que incluso adelanté el 50% y el saldo ya fue pagado, flor de cliente (tengo todos los comprobantes). No quería meterme, pero al leer lo que publicó parte de tu equipo, me siento en la necesidad de aclarar (ya que la campaña de la que habla Cristián es la mía) que como empresa cumplimos (y adelantamos) los pagos correspondientes. No me parece correcta tu victimización.”

Lo que ocurra de aquí en adelante, es totalmente incierto para muchas de las personas que se sienten víctimas de Rafael, entre las que se cuentan Sílvia Rubio, Cristian Aninat,  y su el antiguo staff Distrito56, pero el limpio que podemos sacar de todo esto, es que lo peor que puedes hacer cuando debes dinero a los tuyos, es mostrar en tus redes sociales en qué te estás gastando dinero que –al final del día– no te pertenece.

distrito-56-equipo


Durante el desarrollo de este artículo, las personas con temas pendientes con Distrito56 eran Darío García, Daniela Sepúlveda, Agustín Quiroga, Daniel Greve, Hugo Grisanti, Fredy Barrientos, Nico Maynetto, Jaime Arrau, Andrea Larrabe, Camila Opazo, Mariano Mancilla, Ana López, Andrea Valenzuela, Pollo Cruz, Piedad Aguilar, Macarena Dubó, Leo Herrmann, Paulina Valenzuela, Manuela Balada, Sofía Calvo, Florencia Cummins, Felipe Anabalón, Cristián Aninat, el ex arrendatario de su, su ex nana, y por último la tintorería Qleaners.