“Los psicodélicos tienen la habilidad de disolver el sentido del “yo” o identidad y generar una experiencia de unidad inseparable entre la persona y el mundo”, nos contó desde Londres.

enterthevoid

El DMT, o Diemetiltriptamina, ha estado presente como compuesto desde que el mundo es mundo. Se puede encontrar en plantas, animales y nosotros mismos, los seres humanos.

Es también, una poderosa droga psicodélica capaz de generar visiones en un corto período de tiempo (5 a 10 minutos) cuando es fumada.

Los conocedores de la cultura de las drogas saben qué es el DMT y desde cuándo ha estado entre nosotros, pero la cultura occidental sabe de ella con la misma conciencia de otras drogas psicodélicas, como el LSD, desde fines del siglo XX. Primero fue la investigación del psiquiatra Rick Strassman entre 1990 y 1995, la primera vez que el DMT se lleva al laboratorio; después vino la masificación del uso de su uso como parte de la contracultura, y en 2009 el lanzamiento de la magnus opus de Gaspar Noé, Enter The Void. Pretender que sólo una película dio a conocer el poder de una droga en la sociedad occidental es ambicioso, pero si dio que hablar y encendió la curiosidad de muchos. El estreno en 2010 de DMT: The Spirit Molecule confirmó que ya era tiempo de hablar con libertad de la diemetiltriptamina, de sus efectos y su profunda afinidad con las experiencias trascendentales.

enterthevoid

“Los psicodélicos tienen la habilidad de disolver el sentido del “yo” o identidad y generar una experiencia de unidad inseparable entre la persona y el mundo”

timmermann

Christopher Timmermann es psicólogo Universidad Católica de Chile, magister en Neurociencias y Rehabilitación Neuropsicológica de Universidad de Bologna y actual estudiante de doctorado en Neuropsicofarmacología y Neurociencias del Imperial College London desde el 2015.

También es uno de los responsables de devolver a los laboratorios al DMT, del cual aún se desconoce mucho. Desde Londres está llevando a cabo una investigación en torno a cuales son los efectos biológicos de la droga y también cuales podrían ser sus fines terapéuticos.

Hablamos con Christopher.

¿Por qué hay tan pocas investigaciones sobre esta droga? 

Se podría afirmar que existe un tabú en cuanto a la investigación de drogas psicodélicas en los círculos científicos del “mainstream”, principalmente debido a su estatus de ilegalidad y una gran cantidad de información errónea en relación a los riesgos asociados a su uso, los cuales son mínimos si se toman las debidas precauciones. La asociación de estos agentes a su uso al movimiento contracultural de los años 60 y el rol que ha jugado en este contexto también suelen generar un rechazo en su estudio.

¿Por qué centraste tu investigación ahora en el DMT?

En los últimos años ésto ha empezado a cambiar debido al potencial que brindan estos compuestos en el estudio de la conciencia y su utilización en contextos terapéuticos, como en el tratamiento de la depresión y adicciones. Numerosas investigaciones en los últimos años se han centrado en investigar la psilocibina (hongos alucinçogenos), LSD y ayahuasca con estos fines. Mi interés en el estudio del DMT se centra en su habilidad para generar un cambio significativo en el estado de conciencia y cuál es la relación que ésto tiene con sus efectos en el cerebro. Su capacidad de generar visiones que conforman un mundo complejo y rico en detalles, como también impresiones duraderas en sus usuarios, lo hacen una herramienta muy útil para explorar la mente y la relación de ésta última con el cerebro en la investigación neurocientífica.

¿Cómo es que nuestros cuerpos contienen DMT y cómo es que podemos llegar a ese tipo de experiencias ingiriendo la droga?

Es difícil explicar porqué nuestros cuerpos contienen DMT. Existen algunas teorías apuntando a que sería un neurotransmisor que cumple roles esenciales en la generación de sueños y experiencias espirituales, mientras que hay otras teorías y algo de evidencia que apunta a que el DMT podría cumplir una función en la reparación de tejidos corpóreos en momentos cercanos a la muerte, pero no existe nada conclusivo en estos momentos, por lo que más investigación es requerida en esta área.

Existen una serie de posibles experiencias ingiriendo DMT y no necesariamente se tendrá una experiencia de tipo espiritual o que involucre algo relacionado a la muerte o el nacimiento. Muchas de estas experiencias son probablemente mediadas por nuestra historia personal, relaciones con otros significativos y creencias. Sin embargo es importante considerar que efectivamente sí existe una gran frecuencia de reportes relacionados con el encuentro con seres o entidades luego de la ingesta de DMT. Estos son fenómenos fascinantes que estamos interesados en investigar en nuestro laboratorio.

“La investigación neurocientífica con psicodélicos puede ayudarnos a entender la relación entre el cerebro y la experiencia humana en general”

El DMT tiene un lado por el que es más conocido, que es el espiritual, ¿Cómo se relaciona con la conciencia?

Una parte central de la conciencia humana se basa en la idea de que somos personas que tienen una identidad fija y estable en el tiempo, la cual es distinta y separada a la identidad de otras personas y el ambiente que nos circunda: esto conformaría nuestro sentido de “yo”. Drogas que contienen DMT, como el ayahuasca y los psicodélicos en general, son capaces de expandir los límites de la conciencia y el “yo”, lo cual puede generar una experiencia de conexión significativa con otros, la naturaleza, el mundo, etc. De esta manera, los psicodélicos tienen la habilidad de disolver el sentido del “yo” o identidad y generar una experiencia de unidad inseparable entre la persona y el mundo. Estas experiencias de unidad también se encuentran frecuentemente en relatos de vivencias místicas o espirituales por lo que existe un punto de encuentro entre drogas psicodélicas como el DMT y la espiritualidad, sin embargo también es importante mencionar que no todas las veces van a generar una experiencia mística.

La primera investigación del DMT fue la de Richard Strassman en los 90 después de décadas de prohibición ¿En qué se diferencia su investigación con la del siquiatra?

La investigación de Rick Strassman consistió en ver los efectos del DMT en seres humanos. Se centró principalmente en el efecto de éste en indicadores corporales básicos como el ritmo cardíaco, temperatura, hormonas y en las fascinantes experiencias subjetivas de sus participantes. Mi investigación se enfoca hacia elucidar cuales son los efectos que tiene el DMT en el cerebro y la experiencia humana y gran parte de mi proyecto se centra en la generación de puentes que expliquen la relación entre ambos ámbitos.

La investigación neurocientífica con psicodélicos es importante para entender qué sucede con el cerebro cuando existe un cambio radical en el estado de conciencia generado por estos agentes, pero también puede ayudarnos a entender la relación entre el cerebro y la experiencia humana en general: Dado que sabemos que el DMT es capaz de generar fuertes visiones y experiencias (como si el mundo que nos rodea fuera reemplazado por otro mundo bajo los efectos de la droga), descubrir cuales son los mecanismos cerebrales que subyacen este cambio significativo de conciencia también pueden ayudarnos a entender como el cerebro participa en la construcción del mundo que vivimos en el día a día.

Los malos viajes con DMT son casi inexistentes, ¿por qué sucede esto? ¿hay algo en el cerebro que suprima el miedo?

Experiencias que generen ansiedad transitoria o miedo son posibles con todas las drogas psicodélicas, incluido el DMT. Con éste último, los efectos pueden generar una fuerte ansiedad pero que es muy corta en el tiempo ya que suele durar solo unos minutos al ser fumado. Es importante también mencionar que la probabilidad de que surjan estas experiencias son reducidos de forma significativos si se cuenta con una ambiente propicio (tener a alguien al lado confiable, estar en un lugar seguro, sin un exceso de estímulos) y en un buen estado mental en general.

Tu investigación está centrado tanto en los efectos biológicos y los personales a nivel terapéutico, ¿qué males podría ayudar a combatir o aliviar el uso del DMT?

Existe evidencia apuntando a que el DMT podría ser una gran herramienta para reducir los niveles de depresión y ayudar en adicciones, especialmente cuando sus efectos forman parte de la ayahuasca la cual también contiene otras drogas. Esta extensión de sus efectos puede generar experiencias que pueden ser significativas para generar avances a niveles personales y terapéuticos, sin embargo es importante mencionar que para que esta posibilidad se genere es también importante el ambiente en donde sucede la ingesta y en muchos casos también lo que se ha llamado el proceso de integración, en donde la persona reflexiona en relación a su experiencia para favorecer la incorporación de estas últimas a la vida cotidiana.

Realidades paralelas y seres de otras dimensiones

¿Qué relación tiene la experiencia del uso del DMT con la realización y conocimiento de otros planos o dimensiones?

No es difícil encontrar relatos en el cual se mencionan que la ingesta de DMT genera una experiencia en la cual se accede a conocimiento sobre dimensiones o realidades paralelas, como también a revelaciones de tipo espiritual o místicas. También es frecuente la descripción de acceder a una cantidad de información abrumadora y a encuentros con seres de otras dimensiones. Otros psicodélicos como el LSD o la psilocibina (hongos mágicos), pueden generar experiencias similares, sin embargo con DMT, estas experiencias son notoriamente comunes, lo que hacen de este compuesto algo fascinante. Al mismo tiempo resulta una tarea muy difícil intentar descifrar si estas experiencias están influidas por lo que personas han escuchado hablar de la droga, sus experiencias personales y sus expectativas en relación a que va a suceder una vez que ingieren el compuesto.

¿Cuál es tu opinión con respecto a la legalización de la drogas?

Me parece que existe una cantidad importante de evidencia apuntando a los grandes costos que ha tenido en la gente la política imperante asociada al consumo de drogas. Encuentro que la despenalización es un paso necesario para mejorar la situación actual, como también una política enfocada a la reducción de daños y que debiera existir un alejamiento de la actual política prohibicionista imperante. Existen ejemplos altamente exitosos en relación a ésto, como el caso de Portugal, en donde han disminuido altamente los costos y el daño asociado al uso de drogas en la sociedad. Se puede decir que el consumo aumenta con la despenalización de las drogas, sin embargo el foco debe ser puesto en cuales son los daños de una política versus otra y no si el consumo aumenta o no. En este sentido la evidencia apunta a que existe una disminución importante de muertes y costos asociados a la despenalización, mientras que lo contrario sucede con casos en donde políticas prohibicionistas son usadas. Al mismo tiempo, creo que el proceso para llegar a ese punto y la implementación requerida en cada contexto es algo que requiere de mucha cabeza y ver como se adapta caso a caso.

Foto principal por: Jahel Guerra