POUSTA is

Daily Singular Beyond Weekend Never Dies


Asistentes nos contaron por qué fueron a marchar por #NiUnaMenos

Portada Perfiles Ni Una Menos

“Vengo con mi hija de cinco años justamente para enseñarle desde chica sobre los movimientos de luchas y para que entiendan que tiene que haber igualdad entre hombres y mujeres” nos contó Romina.

Lo de #NiUnaMenos convocó a las mujeres de forma transversal, a hombres que quisieron plegarse, y a la generación de recambio, que entiende y no naturaliza que exista un trato desigual entre hombres y mujeres. Recogimos seis testimonios que representan la esencia de la histórica marcha del 19 de octubre, donde cerca 80 mil personas clamaron por detener la violencia de género.

Ni una mujer menos, ni una muerta más:

Maritza y Belén, madre e hija:

Maritza y Belén marcha

“Estamos en contra de la agresión. Yo he tenido la suerte no haber sido agredida, no quiero eso para ninguna mujer. Hay que poner un freno a esto porque los hombres son muy violentos. Creo que no se les está enseñando a no pegarles a las mujeres”.

María Jesús, Coni y Brenda, amigas:

María Jesús Marcha

“No es necesario ser mujer para que te llegue esta movilización, todas hemos vivido la discriminacion, porque es como inherente a ser mujer pero no es normal. Somos iguales a los hombres, pero se ha normalizado que no es así. No somos menos, somos todas iguales. “Los que apoyan el ‘Nadie Menos’ tienen un mal concepto del feminismo, el #NiUnaMenos es por una violencia especifica. Hoy se está peleando por los femicidios que han pasado”.

Alonso, Jazmin y Matilda, padres e hija:

Familia marcha

“Creemos que la violencia contra la mujer tiene que parar. El tema de la educación, la igualdad, es inculcarle a los niños desde pequeños para que ya no tengan más miedo. Si no creamos conciencia ahora, nadie. Es momento de decir basta, de salir por lo que creemos que es justo y necesario”.

Bárbara (a la izquierda):

entrevistas-4

“La marcha está preciosa, sinceramente pensé que no iba a haber tantas personas. Independiente de su orientación sexual están todas por la misma causa. Qué paja que hayan tenido que pasar tantas cosas malas pa’ que nos tengamos que unir. Es muy difícil que cambie esto, pero va de la educación del Estado y de la casa, porque si vemos las leyes, son super machistas”.

Rodrigo

entrevistas-5Me parece histórico. Nunca había visto tanta gente convocada por una problemática de género, me parece asqueroso que tengamos que llegar a estas consecuencias para que podamos recién manifestarnos. Creo que tiene que morir el totem de la masculinidad hegemónica, del macho rey de todo. Ese lugar está abandonado en las políticas. El macho está abandonado y hay que trabajar con ese hombre. Es importante que cuando se ostenta el privilegio, es difícil verlo. Nadie se quejó de los presos adultos cuando pasó lo del Sename, por ejemplo; pero los hombres se quejan con esto del Ni Una Menos.

Romina, su hija, cuñada, amiga y la hija de su amiga:

entrevistas-6

“Estoy asombrada de la cantidad de gente. Vengo con mi hija de cinco años justamente para enseñarle desde chica sobre los movimientos de luchas y para que entiendan que tiene que haber igualdad entre hombres y mujeres. Totalmente horrorizada con Lucía en Argentina y Florencia en Coyhaique, creo que ya es momento de parar, ha sido suficiente. No puede ser que estemos en el Siglo XXI luchando por derechos prehistóricos. Yo creo que viene la generación de recambio con menos tabúes y menos estigmas. Los niños vienen con el chip cambiado respecto de la igualdad de género, porque lo mismo que le pasó a Florencia le pudo haber pasado a un niño”.

Fotos: Raúl Mella