Daily

Registro fotográfico de jóvenes que trabajaron como voluntarios en Pumanque

“Lo ardiente del suelo quemaba los pies incluso estando con bototos”, recuerda Felipe Roa.

pumanque

por Felipe Roa B.
Fotos: Gabriela War/Felipe Roa B.

pumanque

“Llegamos cuando ya se había oscurecido, solo se notaban la cantidad de camiones de ayuda desparramados por Pumanque, una comuna que resultó con el 80% de su superficie quemada.”

pumanque

pumanque

“Las veces que nos pusimos a ayudar, aun cuando estábamos con buenos zapatos, incluso bototos, el ardor del suelo negro, a todo sol, nos hacía arder los pies como si anduviéramos con zapatos de tela.”

pumanque

“Era difícil ser voluntario en esas condiciones, no porque faltaran ganas, sino que sobraban cenizas, donde miraras había algo quemado.”

pumanque

“Avanzaba el día y costaba dimensionar que estábamos ayudando en un país donde, a esa altura, iban cerca de 550 mil hectáreas quemadas.”

“Seguramente este incendio fue mucho peor que el terremoto del 2010, en cuanto a infraestructura y pérdidas monetarias. Además que desde los escombros algo puedes rescatar, no así del fuego, cuando pasa, solo quedan cenizas y polvo.”

Comentarios (0)