Suecia y su búsqueda de legalizar el aborto desde los hombres

Comments (2)
  1. Catalina De Los Rios Bevilacqu dice:

    El hombre no debería tener una postura pasiva frente al asunto. Si él no quiere ser padre ¿por qué obligarle a serlo? Si bien es un tema complejo, pues tampoco debería poder decidir sobre el cuerpo de una mujer, al menos se le podría ofrecer una salida legal al asunto. En ese sentido también habría que analizar la incidencia de los embarazos producidos por uno de los progenitores, ya que sería tarjeta verde para todo aquel “canchero” “casanova” aportando la mitad de su material genético y no haciéndose responsable por ellos (teniendo en cuenta de si la mujer decide abortar o no).

    Ante los casos en que la mujer siga adelante ella sola, el estado debería ofrecer, aparte de la opción del aborto, regalías y beneficios para la mujer que deberá por opción en ser la proveedora donde quizá la familia (entiéndase por los padres/abuelos) no quiera aportar.

    Es un tema complejo, en el cual deberían analizarse todas las aristas para llegar a una equidad 100% posible.

  2. Francisco Fuentes Figueroa dice:

    Da para una discusión muuuy larga y en Chile recién se está estudiando la opción de las 3 causales… pero en términos generales y viéndolo desde la igualdad, me parece justo. Ya que al aprobar el aborto, así como lo conocemos, la mujer no sólo está decidiendo para sí misma si ser madre o no, también está decidiendo si otro será padre o no, lo que es injusto, desde una mirada de igualdad y feminismo.

    De todas formas, es para una discusión muy larga. Entre otras cosas, porque si el hombre tiene la opción de abortar, también tendría la opción de NO abortar. ¿Y qué pasaría si la mujer desea abortar, pero el hombre no? ¿El hombre no tiene derecho a ser padre? ¿O acaso tiene derecho sólo cuando la mujer quiere?… ¿Eso no suena antifeminista?

Leave a Reply