No creemos en la guerra, en general, como resolución de cualquier conflicto, por ende una guerra contra las drogas nos resulta absurda.

Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en su informe 2016, 1 de cada 20 adultos, es decir, alrededor de 250 millones de personas entre 15 y 64 años, consumieron por lo menos una droga en 2014.

Según un muestreo rápido que puede hacer prácticamente cualquier ser humano sobre este planeta, esa cifra es 100% seguro es mayor. Mucho mayor. Si consideramos las legales, me atrevo a decir que 20 de 20 han consumido algo que puede considerarse droga.

Hay dos cosas que según mi punto de vista cruzan a esta generación por completo, transversalmente, y por todo el planeta: la pornografía y las drogas.

Lo segundo es también algo que atraviesa a la humanidad completa desde sus inicios en y para contextos místicos y rituales, de ahí en su forma médica a su uso recreacional y/o de búsqueda y/o escape espiritual. De ahí vino la guerra a las drogas. El narcotráfico. Las drogas de pésima calidad. Quizá hasta el desparramo de las sobras de las drogas que los ricos toman, sobre las poblaciones de los pobres como mecanismo de control y represión.

No creemos en la guerra, en general, como resolución de cualquier conflicto, por ende una guerra contra las drogas nos resulta absurda.

Comenzamos a reportear la edición de este Beyond, al igual que el primero, al igual que debe ser siempre, con más dudas que certezas. Con más ganas de preguntar y escuchar que de pontificar, por supuesto. Pero una cosa teníamos clara: no creemos en la guerra, en general, como resolución de cualquier conflicto, por ende una guerra contra las drogas nos resulta absurda.

Y bueno, topamos con Johann Hari, periodista de quien ya les hablamos gracias a su charla TED “Todo lo que crees saber sobre la adicción está mal” y autor de “Tras el grito“, un libro de más de 400 páginas que básicamente destruye la teoría de que la represión y la prohibición es el camino hacia una sociedad que conviva de forma más armónica con las drogas. Hablamos con él. Pero también con Rodrigo Paz, quizá el enemigo más acérrimo de la idea de la legalización. Cosa curiosa, los dos, desde veredas imposiblemente más opuestas, sostienen la idea de que hay un factor clave en cuando un consumo se vuelve problemático y en cómo entender el tema de la adicción, y es que es un tema más personal y social que un problema con las sustancias en si.

Conocimos la historia de Jaime Pizarro, un hombre que se golpeó en el fondo del abismo al que te puede llevar la droga para luego salir y dirigir un centro de rehabilitación donde se le enseñe al adicto a reintegrarse a la sociedad. Pilar Forno, una de las fundadores de la agrupación Mamá Cultiva, compartió la experiencia de tratar a su hijo que sufre de epilepsia con aceite de cannabis.

También nos sorprendimos al descubrir que hay un científico chileno que estudia los posibles efectos médicos del DMT o como esta misma droga, y otras más, nacieron en laboratorios para terminar popularizándose en las calles.

Por supuesto no todo fue tan en serio tampoco. Teorizamos respecto de cómo son los típicos dealers y algunos amigos nos contaron sus experiencias más personales drogados.

(Por favor, escucha este playlist mientras lees los artículos)

Esto es el Beyond #2 Nosotros y las drogas

Johann Hari, autor del libro que destroza la guerra contra las drogas: “El mundo le debe disculpas a Latinoamérica”

Christopher Timmermann, el científico chileno que investiga los efectos terapéuticos del DMT

Conoce a Pilar Forno, madre que cultiva marihuana para tratar a su hijo epiléptico

Los verdaderos Breaking Bad: la estrecha relación entre científicos y drogas

¿Qué lleva al psiquiatra Rodrigo Paz a ser el opositor más grande a la legalización?

Radiografía a los tipos de dealers más clásicos

¿Alguna historia de “drogado”? 7 personas como tú nos contaron la suya

Qué ocurre con tu cuerpo cuando sufres “una pálida” (o cuando estar volando deja de ser divertido)

Conoce la historia de Jaime Pizarro, quien pasó de vivir en caleta Chuck Norris a dirigir el centro de rehabilitación Casa de la Esperanza

10 citas célebres e históricas sobre LSD, mescalina y otras drogas